El Cabo 2°, Justo Arce, perteneciente al Batallón Maule y que participó en la Expedición Urriola, en la sierra peruana, es uno de los más de 20 veteranos de la guerra del Pacifico que se encuentran sepultados en el cementerio de porteño.

La actividad que se enmarcó en la conmemoración de la Batalla de Chorrillos, la cual se libró el 13 de enero, en el marco del conflicto bélico de 1879, en el que Chile se enfrentó a los países aliados de Perú y Bolivia, contó con la participación del Director de Cementerios de la Corporación Municipal de Valparaíso, Eduardo Riquelme; la investigadora autodidacta Ingrid Díaz; el nieto de uno de los veteranos de la guerra, Alejandro Arce y representantes del Regimiento Maipo de Valparaíso y Granaderos de Quillota.

Representantes del Regimiento Maipo y Granaderos que participaron de la ceremonia

En la ocasión, se realizó una emotiva ceremonia que estuvo marcada por la presencia de soldados vestidos a la usanza de la época, el toque de clarín por parte de soldados del regimiento Granaderos y los disparos de salva en honor a los veteranos que participaron de la guerra, además, se aprovechó la instancia para destacar el rol histórico que cumplen los diversos mausoleos de veteranos de guerra que se encuentran en los diversos cementerios de Valparaíso.

Al respecto, el Director de Cementerios de Valparaíso, Eduardo Riquelme señaló que “como dirección del cementerio valoramos el hecho que se puedan realizar este tipo de iniciativas, considerando que estás acciones dan vida a estos espacios, además, en este caso nos permite rescatar parte de nuestra historia al recordar a los veteranos de la guerra del Pacifico”.

En tanto, la investigadora porteña Ingrid Díaz, quién ubicó a uno de los descendientes del Cabo 2° del Batallón Maule, que se encuentra en el campo santo de Playa Ancha comentó que “he recorrido los cementerios de la región buscando las sepulturas de los veteranos por un tema de importancia patrimonial y así conocer su ubicación real y posteriormente poder contextualizar en qué batallón, regimiento o batallas sirvieron”.

Al centro Ingrid Díaz, investigadora de la Guerra del Pacífico

Por su parte, Alejandro Arce, nieto del Cabo 2° Justo Arce, agradeció la realización de la ceremonia, sin embargo, indicó que “estamos preocupados por el estado en que se encuentra el mausoleo, el cual está a cargo del Regimiento Maipo. Es triste que esta gente que peleó por su país esté siendo olvidada, de hecho, yo he ido al regimiento y me dicen que no tienen plata para mejorar el lugar y esto con el tiempo se irá deteriorando aún más. Por eso, es lamentable que hayan luchado por la patria y los tengan en el olvido”.

A la izquierda, Don Alejandro Arce, nieto del
Cabo 2° Justo Arce, veterano de la Guerra del Pacífico

Ingrid Díaz, quien realiza este trabajo de investigación de manera totalmente auto gestionada señaló además que para nuestra región es muy importante resguardar estos lugares “ya que hay mucha historia de la Guerra del Pacifico en el cementerio, pues, estos hombres que cruzaron el desierto, que sufrieron de enfermedades y mucho sacrificio, al volver al país fueron olvidados en el tiempo, quedaron sepultados y cubiertos de polvo, lamentablemente muchas veces la historia olvida a estas personas, quienes son personajes comunes y corrientes que merecen un homenaje póstumo”.

En este sentido, el Director del Cementerio agregó que “deseamos manifestar nuestro compromiso con la valoración de la memoria, no sólo del Cementerio N°3 de Playa Ancha, sino también, de los cementerios 1 y 2, los cuales también resguardan una parte importante de quienes fueron protagonistas de la historia de Valparaíso y de nuestro país”.