La avanzada barrial recorrió los locales donde se aplicó una pauta de control para acompañar a los locatarios a que cumplan con los requisitos de acreditación que exige la autoridad sanitaria para su funcionamiento.

Un equipo del área de Salud municipal de Valparaíso realizó un segundo operativo en la feria hortofrutícola de la Avenida Argentina, donde aplicaron la revisión de una pauta de control a los locatarios para supervisar el cumplimiento de los requisitos que exige el Ministerio de Salud para acreditar su funcionamiento.

Se trata de la segunda avanzada barrial de este tipo, que en este caso contabilizó a 29 locales que cumplieron con las medidas establecidas, los que se sumaron a los 25 puestos que ya habían sido aprobados la semana anterior.

El director del área de Salud del municipio de Valparaíso, Alejandro Escobar, señaló que “tal como lo hicimos la semana pasada, acudimos a la feria de la Avenida Argentina para avanzar en este proceso que tiene como objetivo acompañar a los locatarios, a través de una acción socioeducativa que les permita mejorar sus prácticas y ser acreditados. La labor fiscalizadora corresponde al Ministerio de Salud, y nosotros estamos contribuyendo a supervisar y acompañar a los feriantes para que puedan cumplir con todas las exigencias que posee el protocolo de la autoridad sanitaria”.

Este próximo sábado se tiene programada la tercera avanzada, donde se espera que los locales que no lograron cumplir con todos los requisitos para acreditarse puedan revertir su situación, y de esta manera mejorar sus prácticas para tener un proceso de venta segura, tanto para los locatarios como para los clientes.

La pauta de control considera medidas como establecer señalización en el piso para que los clientes mantengan distancia, disponer de basureros con tapa y doble bolsa, además del uso de mascarilla.