En el Liceo Bicentenario de Valparaíso se desarrolló este curso de 2 semanas de duración, que abordó las adecuaciones curriculares exigidas en el marco del decreto de ley 170.

Según explicó Alejandra Fuentes, coordinadora del Programa de Integración Escolar de la Corporación Municipal, “el objetivo de la capacitación es apoyar el trabajo de los profesores de aula, en términos de las necesidades educativas especiales, para que ellos estén al tanto y se pueda producir un trabajo colaborativo junto con las educadoras diferenciales, en torno a la preocupación máxima de los profesores, que son las adecuaciones curriculares”.

En total, fueron 60 profesores los que participaron en este curso, lo que representa en términos de porcentaje a un 35% de docentes de la comuna, entre profesores básicos y educadores diferenciales.

Alejandra Fuentes indicó que “la forma de trabajo que tuvimos con los profesores fue bastante diversa. Inicialmente fue una preparación y un conocimiento más bien teórico al respecto, para reforzar los conocimientos de ellos en cuanto a las implicancias del Programa de Integración. Esa iniciación teórica se complementó con trabajos colaborativos entre el profesor diferencial y el básico, más trabajos en grupo, trabajos en línea, y utilización de material didáctico que los mismos profesores trajeron, es decir, se ocuparon todas las herramientas que pudiesen ocuparse dentro de una escuela”.

Las adecuaciones curriculares son establecidas hoy por la normativa vigente, que establece que los profesores diferenciales tengan una gran cantidad de horas de trabajo con el profesor básico, en el aula misma, donde se debe integrar a todos los niños y adecuar sus necesidades a las exigencias del Ministerio.