Una visita muy especial realizaron estudiantes de establecimientos de la Corporación Municipal de Valparaíso (CORMUVAL) al Trimarán de última generación, que forma parte de la misión Race for Water Odyssey, proyecto de Investigación Medioambiental que se encuentra estudiando la contaminación de plástico en los océanos y que pretende identificar en profundidad la existencia de grandes islas de plástico flotante creadas por las corrientes marinas. Lamentablemente, una de estas islas se encuentra entre Valparaíso e Isla de Pascua.

La invitación la realizó el Gobierno Suizo para que alumnos y profesores involucrados en temas medioambientales desarrollaran una salida educativa en el marco de “Odisea por salvar los Océanos”, a través de la cual Científicos de diferentes países viajan en un “Catamarán” con motivos de investigar la basura en el océano. Esta embarcación visitará sólo 5 lugares del planeta, entre los que se encuentra Valparaíso.

En esta oportunidad participaron 50 estudiantes y 10 profesores, de 10 establecimientos: Grecia, Pacífico, Cirujano Pedro Videla, Juan José Latorre, Centro de Capacitación Laboral, Juan Wacquez Mourfin, América, Luz de Esperanza, Paraguay y María Franck de Mac Dougall.

La actividad estuvo coordinada por la Embajada de Suiza en Chile y contó con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, la Armada de Chile y la Municipalidad de Valparaíso.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, junto al Embajador de Suiza en Chile, Edgar Dörig y el presidente de la Fundación Race for Water, Marco Simeoni explicaron los alcances del proyecto que no sólo verá el estudio de los efectos nocivos del plástico en la flora y fauna marina, sino que también pretende concientizar a las personas sobre el tema y en un futuro próximo crear un plan de protección.

Según lo explicado por Marco Simeoni el objetivo principal es sensibilizar a la población mundial acerca de la contaminación de los océanos producida por el hombre y los desperdicios plásticos que genera. “El proyecto se ha enfocado en investigar las dimensiones exactas de las islas flotantes de plástico que se han formado en los distintos océanos y sus efectos en el medio ambiente. Para ello contamos con un trimarán de última generación especialmente diseñado y construido por la Universidad Politécnica Federal de Lausana (EPFL) y una tripulación de 6 especialistas que realizarán este gran desafío. La travesía tiene una duración aproximada de 310 días donde gran parte de ellos permanecerán en el mar estudiando y monitoreando el comportamiento de estas islas plásticas, ya que una de estas islas se encuentra entre Valparaíso e Isla de Pascua, la tripulación visitará la ciudad con el fin de hacer latente el tema de la contaminación por plástico a nuestras autoridades y compartir con la comunidad esta importante iniciativa”.

Por su parte el alcalde de la comuna, Jorge Castro, visitó el trimarán único en su tipo, que no sólo es el hogar de la tripulación del R4WO, sino también un laboratorio de punta que cumple con todas las necesidades de los expertos para el análisis y monitoreo de las islas de plástico flotante. “Para nosotros es una visita muy importante, pues aquí podremos incluir a todo nuestro sistema escolar, con los más de 33 colegios certificados medioambientalmente, los que han sido aceptados por la misión para participar intensamente de esta misión científica. Vamos a traspasar a los estudiantes la posibilidad de interactuar con la misión e informarse de lo que va a ocurrir, trabajando en el cuidado del medio ambiente y en la disminución del uso de plástico”, sostuvo el edil porteño.

Race for Water es una organización que se dedica a la preservación del agua, teniendo por objetivo reunir al público, las instituciones y los responsables para enfocarlos en dos temas principales: la preservación de los océanos y del agua dulce. La contaminación por plásticos afecta directamente la flora y fauna de los océanos y bordes costeros de todos los continentes y es una amenaza latente a nivel global. De las 250.000 toneladas de plástico producidas a nivel mundial, más del 10% de esta producción termina en alguna de las cinco islas de plástico que flotan en los océanos.

Estas islas han sido generadas por las corrientes marinas, que concentran estos desperdicios en áreas específicas donde grandes cantidades de plásticos se aglomeran y que con el transcurso de los años alcanzan una dimensión aproximada de 16 millones de km2 (más de 20 veces el área total de nuestro país).