• 30 universitarios de segundo año realizaron aporte al modelo educativo en establecimiento del cerro Ramaditas

Tomates, zanahorias, pimentones, porotos verdes y espinacas; flores como calas, rosas, cardenales, girasoles y lilium, junto a hierbas medicinales como menta, llantén, paico, ruda y manzanilla, incluye el huerto Aventura Ecológica, desarrollado por cerca de 30 alumnos de Diseño UV en la escuela municipal Juan Wacquez Mourfin F-280, del cerro Ramaditas de Valparaíso.

La iniciativa comenzó a desarrollarse luego del megaincendio que afectó al sector en abril de 2014, en el marco de los trabajos de colaboración que desarrolló la Escuela de Diseño UV en el lugar. A partir de un diagnóstico de las instalaciones realizado por los académicos a cargo del taller, se determinó apoyar a la comunidad de la escuela Juan Wacquez en fortalecer su modelo educativo, el cual busca crear conciencia en los niños sobre el cuidado del medio ambiente.

Cerca de treinta alumnos de taller de segundo año participaron activamente en la iniciativa, desarrollando tres líneas de acción: memoria local, huerto comunitario y recreación.

Durante la inauguración del huerto, Agustina Gaete, directora de la escuela Juan Wacquez, señaló que “fue una iniciativa que nació después de la catástrofe del año pasado, a través de redes de apoyo que ya se han convertido en una alianza. Los estudiantes y profesores de Diseño de la Universidad de Valparaíso están trabajando desde el año pasado para entregarnos este huerto que será realmente una aventura, ya que permitirá trabajar juntos a alumnos y apoderados”.

“Es un paso más, un trabajo mancomunado, un aporte al sello educativo de la escuela, ya que estamos abocados a cuidar el medioambiente de nuestro entorno. Para nosotros si bien es algo nuevo, lo estamos trabajando desde 1992, cuando se creó la primera brigada ecológica, y desde entonces hemos desarrollado diversas propuestas en este sentido”, agregó.

La directora de la escuela Juan Wacquez añadió que “con la inauguración del huerto no se termina el trabajo, realmente es cuando comienza toda una etapa, ya que nos permite tener cada vez más conocimiento, compromiso y aporte al entorno. Si el alumno, el pequeño que nosotros formamos, toma conciencia, lo va a hacer junto con su apoderado y también lo van a hacer las futuras generaciones”.

En tanto, Luz Núñez, directora de la Escuela de Diseño UV, destacó “el espíritu de colaboración de los universitarios, porque esta iniciativa busca brindar un espacio de trabajo para los niños, donde esperamos que este pequeño huerto se convierta en un instrumento pedagógico que permita que los alumnos puedan tener un conocimiento más directo de la naturaleza”.

“Realizar actividades de este tipo es una de las tantas maneras en que los estudiantes y profesores de Diseño pueden vincularse con su entorno y establecer redes de colaboración que son de mutuo beneficio, con una obra concreta y experiencia académica. Es una forma de instalar la visión del diseño y los usos que se puede dar a la profesión. Este huerto es solo una herramienta, depende ahora de la comunidad de la escuela Juan Wacquez que pueda crecer y mejorarse en el tiempo, para que se convierta en un regalo a las nuevas generaciones”, agregó.

(Nota uv.cl)

 

http://www.uv.cl/pdn/?id=6797