Mediante los presupuestos participativos asignados al Programa implementado por la USM, el establecimiento en colaboración con alumnos, apoderados y vecinos de la comuna, instaló el primer paradero multicultural de Placilla.

Un arduo trabajo realizó la comunidad educativa del Colegio República de México en Placilla, tras implementar de manera colectiva, el primero de tres paraderos multiculturales en la comuna.

Mediante esta iniciativa, que beneficia a toda la comunidad, los alumnos del establecimiento, pondrán a disposición de todos, sus trabajos; textos literarios; recomendaciones de autores y libros; tips y actividades que el colegio realiza.

“Me gusta mucho la idea porque los niños de hoy leen muy poco, entonces ésta es una posibilidad de que el niño o cualquier persona  que pasa por la calle pueda leer lo que se hace aquí en el colegio. Si nosotros no mostramos lo que hacemos, la comunidad no se va a informar. El paradero es una muy buena forma de mostrar las cosas que hacemos en el colegio”, comentó el inspector del establecimiento, Luis Canales.

Más de un mes trabajaron alumnos, apoderados, vecinos y en especial, la gestora de esta idea, Mafalda Hidalgo, profesora de lenguaje del Colegio República de México, quién expresó su entusiasmo y explicó que esta idea surge de convertir ese tiempo de espera vacío que existe en los paraderos, en una actividad interesante para toda la comunidad.

“Me parecía interesante leer cosas que la propia comunidad creara. De ahí surge esa idea de que en los paraderos hubiese información creada desde los propios estudiantes, de los papás. Porque un apoderado, un niño que lee, un niño informado, opinante, es un niño que tiene otra capacidad cognitiva, que es lo que yo quería producir en las personas”, señaló la profesora.

 

Quienes también expresaron su motivación y alegría en torno a este proyecto, fueron los estudiantes del Colegio República de México, quiénes participaron en todo el proceso de construcción de los paraderos, trabajando incluso durante los días sábados desde muy temprano.

“Es bonito ver esto, es motivación para nosotros para leer. Además, me gusta la construcción desde chico entonces ayudé en eso. Con otro compañero y la profesora construimos el paradero, nos levantamos en horario de colegio durante los fines de semana”, indicó el estudiante de tercero medio del establecimiento, Manuel Barraza.

El carácter distintivo del Programa PACE del Mineduc, implementado por la USM, va más allá de garantizar el acceso a la educación superior de estudiantes vulnerables. Además de eso, provoca una transformación tanto en los estudiantes y en las comunidades educativas, pero también en el entorno social de los establecimientos.

En ese sentido, la coordinadora del Área de Preparación para la Vida en la Educación Superior del PACE en la Universidad Técnica Federico Santa María, Evelyn Díaz, valoró la iniciativa presentada por el colegio, en el contexto de los presupuestos participativos asignados al Programa, expresando que se trata de un orgullo para el PACE y que representa el espíritu de éste. “En estos paraderos trabajó toda la comunidad educativa, los alumnos, profesores, apoderados, vecinos. Eso es lo que queremos lograr con el Programa, que se involucre toda la comunidad”, finalizó.

El Programa PACE fue lanzado oficialmente el 29 de mayo de 2014. Comenzó su fase piloto con estudiantes de 3º medio, el cual se prolongó hasta finales del 2014. El programa pretende vincular a las comunidades universitarias con las escolares. Por ello, los estudiantes de los establecimientos educacionales adheridos al PACE reciben, desde las universidades a cargo, preparación académica, orientación vocacional y una amplia gama de actividades para la vida en la educación superior.

Desde este año el Programa PACE USM está adhiriendo estudiantes de primero a cuarto medio de los 11 establecimientos en convenio.

(fuente: rree.usm.cl)