• Alumnos de diversos establecimientos educacionales de Valparaíso participaron en esta actividad, que contó con la presencia del alcalde Jorge Castro, del Embajador de Estados Unidos y representantes de la Armada

Crear conciencia respecto de la importancia de mantener un medio ambiente limpio, especialmente las playas, es el objetivo de la actividad que se llevó a cabo este miércoles en la Playa Portales de Valparaíso, en el contexto de la Cumbre Nuestro Océano.

A la actividad, asistieron cerca de cien alumnos de diferentes establecimientos educacionales de la Región de Valparaíso, donde personal de la Capitanía de Puerto y voluntarios  extrajeron gran cantidad de basura, la que luego fue depositada en contenedores para que los funcionarios de aseo del municipio porteño la recolectaran.

Para el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, ésta es una actividad muy importante, pues contribuye a la limpieza de las playas y a la toma de conciencia en los usuarios sobre la importancia de la preservación del medio ambiente. “La idea es que todos despleguemos nuestros mejores esfuerzos para que nuestras playas estén limpias, libres de contaminación y así, puedan ser aprovechadas por los vecinos de Valparaiso y por quienes nos visitan. Agradecemos la participación de nuestros escolares en esta cruzada que se suma a las determinaciones que se han tomado en la cumbre por el cuidado y preservación de nuestro océano”

El edil porteño destacó la cantidad de basura que se obtuvo durante este proceso de limpieza de la playa, por lo que hizo un llamado a la comunidad a cuidar el entorno de estos balnearios.

“Ustedes han podido observar la cantidad de basura que está a mis espaldas, por tanto el mensaje a la comunidad porteña es que mantengamos nuestras playas limpias, pues hemos encontrado muchas colillas de cigarro, plásticos y basura. El mensaje es para los adultos, porque si todos colaboramos en esto, podremos recibir a los turistas con los brazos abiertos, con  playas limpias”, indicó el jefe comunal.

El Embajador de Estados Unidos, Michael Hummer, destacó la participación y colaboración de los niños en esta actividad que involucra a la comunidad.

“Esto es fantástico, este es el tipo de esfuerzo que queremos ver para limpiar nuestras playas, para cuidar nuestro océano. Ahora acabamos de tener una conferencia tremenda de Nuestro Océano, que ha patrocinado Chile, donde han venido líderes de todo el mundo, de 56 países representados, vino nuestro Secretario de Estado, John Kerry, por lo que me da mucho placer estar con la Armada de Chile y los chicos, quienes están participando por mejorar su futuro, hay que prevenir que estos plásticos lleguen a nuestros playas y océanos, todos debemos contribuir”.

Máximo Garrido de séptimo año de la Escuela San Judas Tadeo, participó de la iniciativa junto a sus compañeros, quienes muy entusiasmados recogieron desde colillas de cigarro a botellas plásticas. “Esta actividad me parece muy genial, para así mantener las playas limpias, porque hay que ver como dejaron los Mil Tambores lleno de basura. Yo creo que incluso podríamos recorrer todas las playas con harta gente para dejar nuestras costas completamente limpias”, sostuvo el estudiante.

Limpieza de Playas

Esta actividad vino a complementar la labor realizada cada mes de septiembre, para el día Internacional de la Limpieza de Playas (International Coastal Cleanup), donde más de 75 países participan en el evento voluntario más grande del mundo, para retirar la basura de las playas y vías fluviales, donde se retiran toneladas de desechos.

En Chile, esta actividad es llevada a cabo por la Dirección General del Territorio Marítimo y de la Marina Mercante de la Armada de Chile (DIRECTEMAR), la que, a través de sus gobernaciones marítimas y Departamento de Preservación del Medio Ambiente Acuático junto a la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente participan en esta actividad.

Los responsables de esta iniciativa internacional es la Organización No Gubernamental “Ocean Conservancy” que cumple 30 años realizando esta tarea, cuyo objetivo es el de recolectar basura de las playas, ríos y lagos para prevenir así su ingreso al mar.