Iniciativa es totalmente gratuita para los alumnos, padres y apoderados y para toda la comunidad,   este año ofreció Folclore, Zumba, Inglés Básico e Intermedio, Computación, Fútbol, Básquetbol, Entrenamiento Funcional y Música.

 

Más de 500 alumnos, padres y apoderados de diversos establecimientos educacionales pertenecientes a la Corporación Municipal de Valparaíso (CORMUVAL), además de familias de Valparaíso, han participado en los Talleres Recreativos de Verano en el liceo Matilde Brandau de Ross.

Como cada año, CORMUVAL organizó los Talleres de Verano que buscan entregar diversas alternativas recreativas totalmente gratuitas que van desde lo deportivo hasta lo artístico y académico como: Folclore, Zumba, Inglés Básico e Intermedio, Computación, Fútbol, Básquetbol, Entrenamiento Funcional, Música.

A lo anterior se suman las denominadas Salas paras niños de entre 6 y 10 años con variadas actividades en jornadas de mañana y tarde para facilitar la participación de los padres y apoderados.

Tras recorrer los distintos talleres y compartir con los asistentes, el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, destacó la gran convocatoria de esta edición. “Este año fueron muchas las familias las que participaron, alcanzaron las 500 personas entre niños, jóvenes y adultos. Y estamos muy contentos por cuanto hemos dispuesto los espacios de este establecimiento para la recreación y el aprendizaje. Es una buena opción la que ofrecemos de manera gratuita durante el mes de enero para alivianar la carga de las familias de CORMUVAL”, señaló.

Una de las asistentes a los Talleres de Verano es Beatriz Berríos, colombiana que hace cuatro años vive en Valparaíso y que es apoderada de la escuela Ciudad de Berlín del Cerro Los Placeres. Junto a su hijo de 9 años participó activamente en Folclore. “Todo lo que sea baile me gusta. Para mí era aburrido pasar las fiestas patrias chilenas sentada y por eso vi la oportunidad del taller de folclore y me inscribí. Soy colombiana pero le pongo empeño con la cueca. Por otro lado, mi hijo de 9 años está asistiendo al taller de fútbol que es su pasión. Venimos juntos y lo pasamos muy bien, es un buen panorama de verano que como padres agradecemos que sea gratuito. Ojalá fueran más largos los talleres”.