Alumnos porteños tendrán la oportunidad de conocer la completa y numerosa obra pictórica del recinto.

Más de 2 mil estudiantes de los diversos establecimientos de la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval) tendrán la posibilidad de visitar el Museo Baburizza durante todo el año 2016, de manera gratuita.

El proyecto invita, en exclusiva, a los alumnos y alumnas de Cormuval a visitar el museo para conocer la completa y numerosa obra pictórica del recinto, donde serán recibidos por los guías del museo, quienes  les explicarán las obras, pintores y estilos, entre otras informaciones, además de las interrogantes que surjan de los estudiantes.

La iniciativa comenzó a desarrollarse con cerca de 70 alumnas de tercero año básico de la escuela Ramón Barros Luco, acompañadas del alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, quien les contó acerca de la importancia de este emblemático edificio.

El museo Baburizza en los últimos años, viene dando oportunidad para que los alumnos de Cormuval puedan conocerlo, gratis y con charlas realizadas por especialistas, lo que brinda un grano de arena muy importante para la formación de los niños y niñas de la educación municipalizada de Valparaíso.

En la ocasión, el alcalde Jorge Castro destacó la iniciativa para este año 2016. “Junto a las alumnas de la Escuela Barro Luco estamos inaugurando estas visitas que beneficiarán a más de 2 mil estudiantes. Es muy importante que nuestros niños y jóvenes conozcan la historia de nuestra ciudad y se empapen con la restauración y obras pictóricas que este lugar ofrece”.

Por su parte, Andrea Sandoval, profesora Escuela Ramón Barros Luco, agradeció la invitación señalando que “me parece fantástica esta iniciativa de poder traer a las chiquillas a conocer un lugar tan bonito e importante de Valparaíso. Nosotros como escuela tenemos a partir de este año el taller de patrimonio, por lo cual esta visita es ideal para ellas para que conozcan y se empapen con más lugares de su ciudad, porque la mayoría no lo conocía”.

Esperanza Fredes, alumna 3°B nunca había visitado el museo y se maravilló con su infraestructura, pues la consideró “bonita y colorida”.