Con un acto de inauguración que incluyó a mosaiquistas, autoridades regionales, estudiantes y la comunidad del Liceo Técnico de Valparaíso, la artista estadounidense Shannon McEvoy dio por finalizado el mural-mosaico que adorna la fachada del establecimiento y que se extiende desde la esquina de calle Independencia hacia Avenida Francia retratando diferentes temas de interés de los alumnos.

McEvoy indicó que, si bien el mural representa a ese establecimiento, también representa a Valparaíso “porque la gente puede identificarse con las cosas que ven como los perros callejeros, los gatitos y los volantines” y espera que sea percibido como “un mensaje de unidad, de lucha y de esfuerzo” pues la culminación del proyecto y la superación de los desafíos que se presentaron reflejan la fortaleza de la comunidad.

En tanto, el director del Liceo Técnico de Valparaíso, Mario Díaz Villegas, destacó el mérito de la artista estadounidense pues logró que la empresa privada aportara en momentos que el proyecto presentaba dificultades de financiamiento. “Ella representa los 3 conceptos claves que nosotros queremos impregnar a nuestros estudiantes que son la voluntad, el esfuerzo y la perseverancia. Espero que los niños que tuvieron la oportunidad de trabajar con Shannon lo tengan en su interior, porque el trabajo llevó mucho esfuerzo y trabajo en equipo”, indicó.

Destacando la participación de los mosaiquistas Ximena Wiuckstern y Cristian Lueiza, la directora del proyecto, Shannon McEvoy, manifestó que uno de los elementos esenciales de la obra es el trabajo que reunió a diferentes voluntarios externos al liceo, generando de paso una comunidad que aportó a la culminación del proyecto. “Fue increíble, siento que hay toda una familia detrás de este mosaico, no sabía que iba a resultar tan lindo. Ha sido una grata experiencia”, indicó la artista.

Al respecto, el director el establecimiento agregó que “el trabajo del mural desarrolla la idea de un liceo comunitario, donde no solamente los integrantes de la comunidad educativa participan en él, sino que todo el entorno, desde el vecino de la esquina, a todo Valparaíso, para que así puedan participar de una u otra manera en una obra que va a ser un aporte significativo para la cultura de Valparaíso”.

El trabajo del mural-mosaico incluyó la realización de un taller con estudiantes del LTV que buscó destacar los temas que ellos quisieron expresar. La lluvia de ideas dio como resultado elementos de identidad liceana como la batucada, motivos propios de Valparaíso como la pesca, los perros y gatos de la ciudad, el respeto a la diversidad sexual, la vida sana, el deporte y las especialidades que imparte el liceo. Todos los temas están interconectados y culminan en un gran Canelo, árbol sagrado para los Mapuche, integrado al mural de la Machi en calle Independencia.