Alrededor de 60 animales, entre perros, gatos e incluso una gallina y un chivo, fueron atendidos en el Hospital Veterinario de Campaña a cargo de la unidad de Medio Ambiente del municipio de Valparaíso. Cormuval también está colaborando con su unidad de Tenencia Responsable de Animales.

Familias completas han llegado hasta el albergue de mascotas damnificadas del incendio para entregar donaciones o para ayudar voluntariamente al cuidado de los animales.

Son cerca de 60 perros y gatos, e incluso una gallina y un chivo, los que han pasado por la escuela Árabe Siria del 3° sector de Playa Ancha, recibiendo atención veterinaria de parte de profesionales y técnicos de las Universidades Santo Tomás y Viña del Mar. A lo que se suma el trabajo en terreno que está haciendo el municipio porteño, a través de su unidad de Medio Ambiente, tratando animales mayores como caballos y chanchos.

Andrea González, encargada de Medio Ambiente destacó el apoyo de voluntarios y organizaciones animalistas. “Como unidad municipal estamos coordinando este albergue donde los vecinos están trayendo sus mascotas damnificadas del incendio. Aquí se les da tratamiento veterinario, luego son derivados a otra sala de recuperación. La idea es difundir sus fotografías para que se puedan reencontrar con sus amos o en otros casos ser adoptados. Asimismo, estamos llegando a la parte más alta siniestrada donde hay animales de granja que también requieren cuidados. Hemos recibido mucho apoyo, así que estamos muy agradecidos, especialmente de las organizaciones animalistas”.

 

ATENCIÓN VETERINARIA

En el albergue de mascotas, se hace la atención primaria, es decir reciben a los animales que vienen directamente de la zona siniestrada, se evalúan, se atienden y en los casos de gravedad se trasladan a la clínica Santo Tomás en Viña del Mar o a la UVM en Rodelillo.

De acuerdo a lo explicado por Marcela Díaz, médico veterinario que se encuentra trabajando en el lugar, la mayoría de los animales llegan con quemaduras externas (piel y extremidades) e internas (vías respiratorias), y en estado de shock. “Estamos evaluando caso a caso, sobre todo aquellas perritas que han llegado con cachorros, una preñada y otra que dejó de parir producto del incendio y que tuvo que ser trasladada y sometida a una cesárea”.

 

DONACIONES

 

De manera urgente se necesita agua, alimento para perros y gatos, tanto cachorros como adultos, también fardos de heno.

En los insumos se requiere prometazina, antiinflamatorios, parches para quemaduras, apósitos, vaselina, jeringas,  entre otros.

Cabe señalar que las donaciones deben ser entregadas directamente al albergue de mascotas donde serán recibidas por personal municipal.

 

SOLIDARIDAD

Carolina Campos, junto a su marido John Ávila y sus hijos Alonso y Leonor, en familia realizaron voluntariado en pos de los animales damnificados por el incendio.

Según relató Carolina “somos de Playa Ancha bajo y nuestra motivación es la protección a los animales, somos súper ambientalistas, pues yo he inculcado a mis hijos el cuidado a los animales, el reciclaje, por ello desde chiquititos tienen conciencia de protección al medio ambiente. Hemos trabajado durante todo el día dando comida y agua a los animales, además de limpiar, secar y pasear a las mascotas que aquí se encuentran”.