El jardín infantil Pequeños Pasos cerró sus actividades de esta temporada con una gran tarde recreativa para cerca de 40 alumnos, quienes asistieron en su mayoría con los apoderados.

Durante el mes de enero el recinto estuvo funcionando para todos los pequeños del sector (fueran o no, alumnos permanentes) debido a la gran emergencia vivida en la zona de Puertas Negras, con el lamentable incendio del 2 de enero.

Como broche final al gran trabajo realizado tanto por la dirección y personal educativo del jardín, participaron cerca de 40 niños y más de 25 apoderados,en una jornada lúdica en los juegos del Estero de Viña y posteriormente en el Circo Acuático que se encuentra en el lugar.

La iniciativa fue una invitación de la Fundación Juan Bosco para los alumnos del jardín infantil y de la sala cuna.