Participaron más de 60 niños de 6 establecimientos porteños

 

Una visita muy especial realizaron estudiantes de establecimientos educacionales de la Corporación Municipal de Valparaíso al catamarán más moderno del mundo, el “Race for Water”, embarcación que funciona impulsada sólo con energía limpia y que está recorriendo el mundo para concientizar sobre la contaminación que general el plástico en los océanos.

 

Los océanos se han convertido en un gran vertedero al que, cada año, se arrojan tantos desechos plásticos como el equivalente a un camión de basura por minuto. La ‘Race for Water’, expedición suiza, navegará (durante 5 años) por todo el mundo para concienciar sobre este grave desafío medioambiental y para buscar alternativas que permitan transformar estos residuos en una fuente de energía.

 

En esta oportunidad participaron más de 60 estudiantes y profesores de 6 establecimientos: Pacífico, Centro de Capacitación Laboral, Jorge Alessandri, Gaspar Cabrales, Centro Educativo Florida y Joaquín Edwards Bello. La invitación fue realizada por la Embajada de Suiza en Chile y contó con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente de la Corporación, a cargo de Esteban Basaez, quien coordinó la visita de los escolares hasta el molo, lugar donde se encontraba la embarcación.

 

Durante la jornada los alumnos (divididos en tres grupos) recorrieron las instalaciones y recibieron una video charla donde se explicaba el objetivo de la expedición, la tripulación a bordo y la tecnología que usan para viajar, que está basada en sol, agua y viento, ya que el ‘Race for Water’, es el primer buque hidrógeno-solar que está dotado de más de medio millar de metros cuadrados de paneles solares, a lo que se suma la producción de hidrógeno gracias al agua, además de una cometa capaz de multiplicar por dos el ritmo de crucero.

 

Fundación Race for Water

Es una organización que se dedica a la preservación del agua, teniendo por objetivo reunir al público, las instituciones y los responsables para enfocarlos en dos temas principales: la preservación de los océanos y del agua dulce. La contaminación por plásticos afecta directamente la flora y fauna de los océanos y bordes costeros de todos los continentes y es una amenaza latente a nivel global.