Las iniciativa recorre los establecimientos escolares de Valparaíso, junto a figuras caturras, con el objetivo de ‘wanderinizar’ a los niños porteños y transmitir los valores de la gran familia wanderina.

Mi colegio Caturro forma parte del proyecto que el Club Santiago Wanderers inició el año pasado, donde visita distintos colegios, ya sea con algún referente histórico del club, o jugadores del primer equipo del plantel actual, para sembrar la semilla de wanderinidad dentro de estas nuevas generaciones. “La idea es fomentar el sentimiento que tiene Santiago Wanderers por Valparaíso y los porteños por el club y también con las buenas prácticas como educación, vida sana, entre otros valores que también impartimos como club”, comenta Roberto Báez, periodista del décano del fútbol chileno.


Muy tempranito el ex jugador Elías Figueroa visitó, el pasado miércoles 15, la Escuela Piloto Pardo. Durante la jornada conversó con los alumnos sobre fútbol, valores, disciplina y la importancia de mantener una vida saludable.
La directora del establecimiento Gisella Rivera se mostró encantada con la visita, “es importante para los jóvenes que venga este tipo de jugadores que han marcado un hito en la historia de nuestro país, tanto en lo futbolístico como en lo personal, porque siempre don Elías Figueroa fue una persona muy correcta también en su actuar, en la cancha de fútbol y en su vida, entonces es un modelo que los chicos de ahora necesitan, creo que es bastante importante”.


El ex futbolista, Elías Figueroa se mostró muy contento con el encuentro y con la charla junto a los alumnos, “la verdad es que siempre trato de cooperar, de ayudar y visitar colegios porque creo que a los niños, donde está todo el futuro de Chile, hay que hacerles ver que uno es igual que ellos y que todos pueden llegar a ser grandes personas o grandes jugadores o grandes escritores o lo que quieran, siempre que dependa de ellos, que tengan una vida sana, que sean obedientes, es lo que yo recomiendo siempre a los niños”.


Figueroa recalcó en su conversación con los escolares que no solo es importante ser bueno para el fútbol, sino tener disciplina, “muchos buenos jugadores se han perdido por falta de disciplina, hay que tener una responsabilidad y cuando uno se transforma en una figura ya más conocida, hay que saber que es un ejemplo para muchos, entonces tratar de hacer las cosas bien, espero que los de hoy, sean los grandes ejemplos para los del futuro”.


Las visitas se hacen siempre en la semana previa a un partido de local, esta actividad culmina invitando al estadio a funcionarios, alumnos, profesores y también algunos apoderados entendiendo que la mayoría de los niños son muy chicos para ir solos. Por lo tanto el Club Santiago Wanderers invitó a todo el establecimiento a presenciar el próximo partido frente a Copiapó en el estadio de Playa Ancha.