En dependencias del Cementerio nº1 se iniciaron los trabajos de restauración del mausoleo donde está sepultada Carmela Prat Carvajal, hija de Arturo Prat Chacón y Carmela Carvajal Briones, que falleció a los nueve meses de edad en 1874 cuando su padre se encontraba cumpliendo su deber de marino, fuera de la zona, en comisión de servicio.

Los trabajos contemplan la consolidación, limpieza y reubicación de base y busto del mausoleo, además de la incorporación del nombre de la menor en una de las caras del nicho correspondiente al nº117 del cuartel 8 del campo santo que cuenta con la denominación de Monumento Histórico Nacional.

La Corporación de Patrimonio Marítimo financia la iniciativa que fue aprobada por el Consejo de Monumentos Nacionales, y que contó con el apoyo de la Dirección de Cementerios de la Corporación Municipal de Valparaíso.

La subdirectora de Cementerios de la Corporación, Verónica Paiva, reconoció que “para la Corporación Municipal y la Dirección de Cementerios es muy importante que se realicen este tipo de restauraciones de mausoleos emblemáticos, pues aquello no está en nuestras facultades, pero permite que los cementerios patrimoniales vayan recuperando su valor. En este caso, nuestro rol como administradores fue acompañar el proceso de solicitud de permisos ante el Consejo de Monumentos Nacionales. Si bien la Corporación de Patrimonio Marítimo llevaba años tramitando los permisos, la agilización en la obtención de éstos se debió al trabajo coordinado que mantenemos con la Dirección de Gestión Patrimonial de la Municipalidad y el Consejo de Monumentos Nacionales”.

Las obras están a cargo de la empresa de restauración y conservación patrimonial Xiloscopio, que tendrá 100 días como plazo de ejecución. Está contemplado que el término de la restauración sea el 5 de diciembre, fecha en que se cumple el aniversario 145 de la muerte de la primogénita del capitán de La Esmeralda.