• Entre las medidas se consideran ampliar las horas médicas, reforzar el personal, ampliar horario de atención de las unidades respiratorias, entrega domiciliaria de medicamentos y horarios extendidos en las campañas de vacunación COVID e Influenza.

El área de Salud Municipal de Valparaíso adelantará y reforzará las medidas correspondientes a la Campaña de Invierno 2022. Esto se da en el marco de la nueva fecha de las vacaciones de invierno anunciada por el Ministerio de Salud, debido al aumento de la demanda por enfermedades respiratorias en la red asistencial, mayoritariamente de niños y niñas (población pediátrica), y que considera además un alza en las cifras de contagios COVID.

Las medidas se concentran en dos ejes fundamentales, según explicó Mónica Riveros, directora del área de Salud de la Corporación Municipal de Valparaíso, quien destacó que el primero se concentrará en “seguir entregando las herramientas a la comunidad para prevenir”, por lo que se “insistirá en las coberturas de vacunación, que sigue siendo parte de nuestro esfuerzo, pero también la educación para que las personas aprendan a identificar los síntomas de cuidado, los síntomas respiratorios de cuándo consultar y dónde consultar. Y segundo, y respecto de aquello, es que nuestra atención primaria esté suficientemente preparada para recibir esa consulta. Sabemos que esto va a significar un tremendo esfuerzo. La red hospitalaria ya está saturada y nosotros debemos declararnos, de alguna manera, un escudo que protege a la comunidad para resistir la demanda, pero también para evitar el agravamiento de los casos y para eso tenemos que ser oportunos en nuestra respuesta”.

Es así que la directiva detalló las medidas que se tomarán en los centros de salud porteños, partiendo por “ampliar la capacidad de atención médica, y para eso estamos disponiendo de la apertura de mayor número de horas médicas, pero también que todo lo que sigue después de esas atenciones esté en capacidad suficiente. Así que aumentar la dotación de equipamiento profesional no médico, enfermeras, kinesiólogos, equipo técnico, equipo para la respuesta COVID, es parte fundamental. Por eso, la ampliación de las salas respiratorias de 08:00 a 20:00 horas en todos los establecimientos, es una de las medidas. El reforzamiento de los equipos SAPU, de los profesionales selectores de demanda, es otro. También la implementación de equipos de atención domiciliaria, porque muchas personas requieren seguimiento y continuidad de algunos cuidados en sus domicilios o, a veces, ir primero a sus domicilios a detectar algunos síntomas de alarma, sobre todo las personas que son dependientes, y nosotros tenemos muchos adultos mayores en nuestros territorios”.

Finalmente, Riveros explicó que “cuando nosotros concentramos la respuesta en ciertos elementos contingentes o emergentes sanitarios, las personas se repliegan a sus domicilios y dejan de asistir al retiro de sus fármacos. Por lo tanto, ya tenemos la experiencia con el COVID, y hoy vamos a volver a reforzar la dispensación domiciliaria de fármacos porque no queremos que nos vuelva a ocurrir que los inasistentes al retiro de medicamentos generen un aumento de la descompensación de las patologías crónicas que luego significa un rebote en los servicios de urgencia con una serie de complicaciones”.